La cantera de La Gesta.

Laura, Álvaro y Ricardo son los tres menores que se han incorporado a la asociación que recrea la batalla en la que los chicharreros contra las tropas de Nelson.
Goretti Alonso 30.06.2015 | 02:03

De izquierda a derecha, Laura Pineda, Álvaro González y Ricardo Sánchez, junto a un cañón en el Cuartel de Almeyda.

De izquierda a derecha, Laura Pineda, Álvaro González y Ricardo Sánchez, junto a un cañón en el Cuartel de Almeyda. josé luis gonzález

Habrá recreación de La Gesta, uno de los acontecimientos históricos más relevantes de Santa Cruz, para rato. Hay cantera y vienen pisando fuerte. En estos momentos, la Asociación Histórico-Cultural Gesta del 25 de julio de 1797 está compuesta por casi 40 personas. Tres de ellos son menores que viven con la mayor de las ilusiones su participación en las actividades que se celebran cada mes de julio para conmemorar la victoria de los chicharreros sobre el ataque de los británicos.

Cada uno llegó de manera diferente y en momentos distintos a la asociación. Dos de ellos lo llevan en las venas, gracias a que sus padres forman parte de este colectivo desde hace ya muchos años. El otro se esforzó para lograr un hueco en las filas del batallón y se lo ha ganado con creces.

Álvaro González tiene 10 años. Hace tiempo dieron en su colegio una charla sobre la batalla del 25 de julio de 1797 contra las tropas del almirante Horatio Nelson. Tanto se sintió atrapado por el episodio que no dejó pasar la oportunidad de empaparse de toda la información que pudo obtener. “Me ayudó mucho internet”, comenta. Enseguida contó con el apoyo de su familia y, gracias a que su abuela, se puso en contacto con el Cuartel de Almeyda, localizó a la asociación y pasó a formar parte de ella. “Le dimos el tambor y lo ha cogido con muchas ganas”, comenta Javier Gorostiza, presidente de este grupo. Sin embargo, algún día, Álvaro espera tener la oportunidad de coger un fusil con el que poder disparar. “El tambor está bien pero yo quiero seguir progresando”, añade.

Lo que más le gusta es participar de forma activa cuando “la unidad sale a la calle”. La recreación, con disparos de fogueo por el centro de la ciudad donde ocurrió hace más de dos siglos la batalla, es otra de las razones que ha motivado su interés. “No me da miedo ni el ruido ni el fuego. Además, es pólvora, no se dispara ni se hace daño a nadie”, confirma en tono tranquilizador.

Como Álvaro, Laura Pineda es, a sus doce años, otra amante de todo lo que tenga que ver con La Gesta. A ella, su padre se lo inculcó desde muy pequeña. “De repente dije que quería salir con él, que quería participar, y me dejaron”, comenta. En su caso, su labor no es otra que la de portar la bandera de artillería. “Me visto con todo el uniforme y me siento orgullosa de hacerlo”, aclara, para añadir que sabe que sus amigas de clase “no lo entienden”. Y es que Laura no para. Entre sus clases de baile, el colegio y las horas que dedica a la asociación no tiene demasiado tiempo libre. “No me importa levantarme temprano ni tampoco perder tiempo de descanso porque con esto es con lo mejor que me lo paso”, añade.

Ha descubierto, además, que esta afición le une a su padre. Hacen planes juntos y hasta alguna vez su madre les ha pillado ensayando y preparando lo que tienen que hacer en su representación. “Él es artillero; dispara el camión”, aclara orgullosa. Su hermana, un poco más pequeña, no tiene previsto disfrutar de la misma manera de la asociación. “Le dan miedo los disparos y así no vas a ningún lado”, apunta Laura. Aunque pueda parecer que la labor de este colectivo se centra en la recreación, “se hacen muchas cosas y lo pasamos muy bien; por eso me gusta tanto estar aquí”, remarca.

Un poco mayor, con 15 años, Ricardo Sánchez lleva la bandera del batallón. “Con 17 años, teniendo permiso de mis padres, ya podré disparar con fusil”, deja claro. Aunque su trabajo no le disgusta, formar parte de la recreación de forma más activa de lo que lo hace ahora es su principal objetivo. Todos los que llevan armas necesitan un permiso para poder utilizarlas. “Esto es algo serio; no es una tontería”, deja claro.

Lleva participando cinco años en las actividades que se organizas. Su padre es uno de los componentes más activos de la asociación. “Él no se pierde ni una”, comenta. Entró gracias a él y ahora no piensa marcharse. “Me gusta, me divierte y me lo paso bien. Sé que me quedan muchos años por delante todavía”, asume.

Agradecimientos

La mayor parte de las actividades que, tanto la cantera como el resto de componentes de la Asociación Histórico-Cultural Gesta del 25 de julio de 1797, realiza se hacen gracias al apoyo que le brinda el Museo Militar de Almeyda. “Siempre nos abren las puertas para todo lo que le propongamos hacer. Siempre están dispuestos a colaborar con nosotros”, explica Javier Gorostiza. Además, guardan gran parte del material que utilizan en la recreación, ya que las armas y los cañones no pueden estar en ninguna casa particular ni en la calle por cuestiones de seguridad.

Aunque queda casi un mes por delante para organizar todas las actividades del fin de semana del 25 de julio, ya está casi todo preparado. Habrá sorpresas y también novedades, ya que cada año “se intenta innovar para, dentro de nuestras posibilidades y velando porque la recreación sea lo más fiel posible y ofrezca un buen espectáculo”, añade el presidente.

La recreación se realizará por las calles del casco histórico, entre la iglesia de La Concepción y la Plaza de La Candelaria, la noche del viernes 24 de julio. El campamento de la Alameda se hará el sábado 25 durante todo el día. Este año contará, además, con dos partes diferenciadas. Por un lado los que acudan hasta el entorno de la Plaza España se podrán encontrar a los miembros de la asociación ataviados con sus trajes de batalla representando al primer batallón de infantería de Canarias. Por otro lado, se podrá comparar la forma de trabajar de los miembros del actual Regimiento de Infantería Tenerife 49.

Fuente : http://www.laopinion.es/tenerife/2015/06/29/cantera-gesta/615013.html

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *